Moda y Belleza

Cómo evitar que tus bufandas se apelmacen y se desprendan

¡Consejos útiles para mantener tu bufanda como nueva!

Cuando el frío llega, no hay nada más reconfortante que envolverte en una bufanda suave y abrigada. Sin embargo, después de un tiempo, es normal que empiece a sufrir desgaste y a formarse bolitas en la superficie. Afortunadamente, existen varios consejos que puedes seguir para mantener tu bufanda como nueva durante más tiempo. A continuación, te presentamos algunos consejos útiles para evitar que tu bufanda se estropee.

Elige la tela adecuada

La elección de la tela es un factor importante para prevenir la formación de bolitas en tu bufanda. La lana es uno de los materiales que más propensos son a la formación de bolitas, junto con otras telas como el acrílico, el poliéster y la viscosa. Si quieres evitar este problema, busca bufandas hechas de materiales menos propensos a sufrir este tipo de desgaste.

Cómo lavar tu bufanda

La forma en que lavas tu bufanda también es un factor importante. Si la lavas incorrectamente, podrías empeorar el problema. El movimiento y la fricción del lavado pueden provocar la formación de bolitas. Si quieres lavar tu bufanda a mano, agrega un poco de vinagre destilado para ayudar a evitar la formación de bolitas. Si prefieres lavarla en la lavadora, utiliza una bolsa de lavado especial para evitar la fricción con otras prendas y cuélgala para que se seque en lugar de utilizar la secadora.

Congelala

Si notas que tu bufanda ya tiene bolitas y pelusa, puedes intentar congelarla para eliminarlas. Coloca la bufanda en una bolsa ziplock y déjala en el congelador durante toda la noche. Las bolitas se desprenderán más fácilmente y la pelusa se desprenderá. Aunque la formación de bolitas volverá con el tiempo, esta técnica puede ayudar a que tu bufanda luzca mejor por más tiempo.

Evita la fricción

La fricción es el principal culpable de la formación de bolitas en las bufandas. Para evitar que tu bufanda se estropee, asegúrate de que no roce nada mientras la usas. Por ejemplo, evita colocar el asa de una bolsa o mochila sobre tu bufanda y manténla sobre tu chaqueta, no dentro de ella. Si puedes evitar la fricción, evitarás que se estropee.

Si ya tienes bolitas en tu bufanda, no las quites con los dedos, ya que podrías empeorar el problema. En su lugar, puedes usar unas tijeras pequeñas para cortarlas o un trozo de velcro para eliminarlas suavemente. Sigue estos consejos y podrás mantener tu bufanda como nueva durante mucho más tiempo.

Related Articles

Back to top button